La historia filatélica y postal de las Comores empezo con la colonización francesa del archipiélago, que comenzó a finales del siglo XIX desde la isla de Mayotte.

Con la compra por la Francia de la isla de Mayotte en 1841, luego la instalación de los colonos de Europa, un sistema postal francés se establece desde esta isla, luego se extendió a lo largo de los años para sus vecinos, en este caso, las otras islas del archipiélago que son Anjouan, Mohéli y Gran Comora, así como la gran isla que es Madagascar. La primera oficina de correos se encuentra en Dzaoudzi en 1861.

La primera carta conocida proviene de la isla de Mayotte y data de 1850, con la particularidad de que no llevaba un sello.

Los primeros sellos son enviados desde Francia por la administración del 2º imperio, a fines de 1861, y a principios de 1862. Se distribuyen entre Mayotte y la isla de Nosy-Bè en Madagascar. La primera carta franqueada conocida para esta región data de 1863 y también proviene de Mayotte.

Los sellos utilizados en ese momento eran los de las colonias generales, del tipo «águila imperial», sin enderezamiento, por lo tanto idénticos en todas las colonias francesas. Además, el sello de fecha indicaba, para todas las oficinas postales de esta región del Océano Índico, «Mayotte y dependencias». En consecuencia, para poder identificar el origen de un sello para este período, es obligatorio tener el sobre en el que normalmente están indicadas las direcciones del remitente y del destinatario. Estos sellos se pusieron a la venta en Mayotte hasta alrededor de 1879. Luego, se establecieron las otras colonias de estampillas, serradas esta vez.

Con la anexión progresiva por parte de Francia de las otras islas del archipiélago de las Comoras y la industria, es decir, a los más grandes, Anjouan, Moheli, Gran Comora y Madagascar, un nuevo sello está configurado a partir de 1892 , del tipo «grupo alegórico», con la particularidad de imprimir en tinta roja o azul el nombre de cada colonia o territorio en una cartulina en la parte inferior del sello.

Con la llegada de este nuevo sello, las nuevas oficinas postales están abiertas en todo el archipiélago. Según las islas, las fechas de establecimiento difieren, así como el número de valor nominal disponible, 1892 en Anjouan por 20 sellos, 1897 en Gran Comora por 19 sellos y 1906 en Mohéli por 16 sellos. 

A comienzos del siglo XX, la colonización total de la región por parte de Francia es efectiva. Como resultado, se crea una administración central en Madagascar. Por supuesto, la administración postal está siguiendo este nuevo modo de operación e imprime desde 1912 nuevos sellos, este último marcado Madagascar y dependencias. Como resultado, el archipiélago pierde de alguna manera su identidad postal y solo la eliminación permite que este período identifique la procedencia de una carta.

Con el final de la Segunda Guerra Mundial, el archipiélago de las Comoras obtiene un nuevo estatuto, independiente de sus vecinos. De acuerdo con ello, una primera emisión el 15 de mayo de 1950, con los nuevos sellos marcado «Comoras», con un valor nominal en francos CFA, siempre con el logotipo francés «RF».

Con esta nueva administración, las Comoras se benefician de programas filatélicos específicos, lo que le permite exhibir su fauna, flora, costumbres y artesanías, y para honrar a varias personalidades locales e internacionales.

En 1975, tres islas (Gran Comora, Anjouan y Mohéli) obtuvieron su independencia para crear el estado de las Comoras. La isla de Mayotte, permanece bajo administración francesa. Al principio, para satisfacer a sus clientes, la nueva administración postal de las Comoras utiliza estampillas coloniales francesas al agregar un recargo negro «Estado de las Comoras».

Luego, desde 1976, las Comoras se benefician de programas filatélicos independientes. Al principio, los sellos llevan la mención «Estado de las Comoras» y luego, muy rápidamente, están marcados como «República de las Comoras».

Los primeros años de independencia del país se caracterizan por un frenesí de emisiones filatélicas, tanto así que en menos de 2 años, el país emite más sellos nuevos que la administración francesa durante el período 1950/1975. De mas, pocos sellos evocan un tema local porque temas como los Juegos Olímpicos, el espacio, etc… son privilegiados. 

En 1977, con el cambio de los líderes y la constitución, el país se convirtió en la República Federal Islámica de las Comoras. Como resultado, las autoridades locales vuelven a los problemas locales destacando las especificidades del país con un número muy reducido de novedades anuales. Al mismo tiempo, el número de oficinas de correos aumenta constantemente en todo el país.

A partir de los años 1990, ante las dificultades financieras recurrentes en el país, el Correos de las Comoras (SNPT: Sociedad Nacional de Correos y Telecomunicaciones) parece haber sufrido por la falta de medios financieros. Esto resultó en pedidos de sellos débiles para los impresores y resultó en una escasez de oficinas postales en el país.

Para superar estas carencias, especialmente a nivel de los sellos comúnmente utilizados, el SNPT decidió sobrecargar los sellos menos utilizados, cuando sea necesario.

En 1997, con los nuevos eventos sacudiendo el país, teniendo su fuente en Anjouan, esta isla ha emitido durante algún tiempo algunas estampillas mientras permanecía afiliado al SNPT.

En 2001, se estableció una nueva constitución con los acuerdos de Fomboni en Mohéli. Como resultado, se emiten nuevos sellos desde la mención «Unión de las Comoras».

En 2004, el jefe del estado decidió reorganizar el SNPT para diferenciar la parte postal y la parte de telecomunicaciones. De hecho, este último cada vez más importante y sobre todo, pidiendo cada vez más tecnicidad, el estado ha considerado necesario darle una administración y un propio presupuesto. Por otro lado, en reemplazo de la parte de telecomunicaciones, la administración postal se unirá a una nueva actividad en el sector bancario. Como resultado, el nuevo nombre de esta entidad es SNPSF (Compañía Nacional de Correos y Servicios Financieros).

En 2012, después de varios eventos, se habla cada vez más de una posible privatización del SNPSF, pero delante de la impopularidad de esta medida, esta última se abandona cada vez más.

Cerrar menú